DESCRIPCIÓN MORFOLÓGICA Y REPRODUCTIVA

Arbusto perenne, multicaule, ascendiente hasta 1.5 m de altura. Tallo normalmente erecto, distalmente ramificado. Hojas grandes, acorazadas, glabro y rugoso en el haz escasamente peludo, punta radiada, normalmente en formación corymbiforme o paniculiforme. Blanco-lanudo en el envés; márgenes finamente denticulados, hojas basales y cauline alterna, peciolada (base del peciolo a veces aumentando y/o sujetado), hojas nervadas palmeadamente, lóbulo cordado-deltado a orbicuado o poligonal. Las hojas y tallos jóvenes tienen 12-15 cm de largo y 7-8 cm de ancho. Pecíolo de la tercera parte de la ponderación de las hojas.

Receptáculos planos, foveolados (punta membranosa en los márgenes). Cogollos rallados, más o menos 13
Figura 1.jpg
o 21, pistilados, fértiles, corolas blanquecinas o azuladas, rosáceas, púrpuras o rojizas (a menudo más pálidas que oscuras).


40 – 60 discos florales centrales, bisexulaes, fértiles, corolas ochroleucas, blancas o de purpúreos a rojizos o rosáceos, tubos de 6mm de largo, glabro. Corola de 1,5 mm de diámetro, rosada, cursos triangulares lanceolados.

Vilano (cáliz reducido a pelos, escamas o filamentos que corona el fruto,le sirve para ser transportado por el aire, característico de las Compuestas) blanco, caduco, se desprende con facilidad, normalmente de 20 a 40, blancos. Inflorescencia corimboforme densa con hasta 200 capítulos, Capítulos 1.5-3.0 cm en diámetro, el centro y las lígulas moradas. Brácteas involúcrales generalmente glabras, dispuestas en una hilera sencilla


Cypselas (a veces más comprimido) 4 – 5, nervado, glabroso, puberulento,Cypselas (fruto seco de semilla individual) nervadas, más o menos elipsoides. Cáscara de cilíndrico a urceolado, generalmente de 3-8 mm de diámetro. Filarios persistentes, generalmente 13 o 21 en series erectas, distintas, más o menos lineales, subiguales, márgenes escariosos (puntas de verdes a marrones o rojizas, nunca ennegrecidas.

Presenta rizomas subterráneos lignosos semiherbáceos de de 150-200 cm de alto y 7- 10 cm de diámetro, cilíndricos, lignosos, nudosos, desnudos, ramificados en el extremo, delicadamente estriado, con cicatrices y yemas prominentes, corteza castaño-negruzca, incapaz de generar hojas después del primer tallo del año. Ramas de difusión erecta.

Planta monoica cuya reproducción es fundamentalmente vegetativa. Sus frutos se encuentran parasitados por la larva de un díptero endémico (Oedosphenella canariensis), pudiendo este aspecto constituir la causa de sus problemas germinativos. Se propaga fácilmente por esquejes y mediante técnicas de cultivo invitro

Florece y fructifica en los meses de junio-julio. Hábitat en paredes rocosas abruptas y apricis supernae regiones montañosas supra pagum. En Gran Canaria, a 1400 m.s.n.m. Especie rarísima.

HABITAT

Especie ligada a las comunidades rupícolas que se desarrollan en escarpes y grietas, con suelo escaso y elevada humedad Las escasas poblaciones de esta especie se localizan sobre paredones abruptos, creciendo junto a las comunidades rupícolas casmocomofitas en grietas y rellanos de paredones, con presencia de elementos del Monteverde. Únicamente se han hallado poblacio


Como acompañantes más habituales destacan: Greenovia aurea, Babcokia platylepis, Aeonium simsii, Tolpis lagopoda, Ranunculus cortusifolius, Hypericum grandifolium, Argyranthemum adauctum subsp. Canariensis y Sideritis dasignaphalanes en el Paisaje Protegido de Las Cumbres



Figura 2.jpg
La vegetación se corresponde con pinares con baja densidad unido a matorrales de Teline microphylla, codesares y pastizales. También presenta comunidades rupícolas de gran interés.
Necesitan un mínimo de tierra en las grietas. Los aparatos radiculares de las plantas, incluso los tallos, quedan fijados con solidez, de manera que a veces se cuenta con individuos de gran porte pese a la inclinación del substrato. A su vez, las grietas son los últimos reductos donde se evapora el agua.

DEMOGRAFÍA

Poblaciones aparentemente seniles.
El área de ocupación de la especie abarca 4 cuartiles de 500 x 500 m..
No hay estudios publicados sobre las dinámicas poblacionales de la especie

TAXONOMICA:


Dominio: Eukaryota
Reino: Plantae
Subreino: Viridaeplantae
Filum: Tracheophyta
Subfilum: Euphyllophytina
Subclase: Asteridae
Superorden: Campanulanae
Orden: Asterales
Familia: Compositae
Subfamilia: Asteroideae
Tribe: Anthemideae
Género: Pericallis
Especie: Pericallishadrosoma

UBICACIÓN

El archipiélago de las Islas Canarias se encuentra dentro del conjunto de Macaronesia, conjunto de archipiélagos del Atlántico Norte
Tiene origen volcánico, con una larga historia de vulcanismo activo, lo que se denomina un “hotspot geológico”. Esta circunstancia determina, no sólo sus sustratos litológicos y, en buena medida, su geomorfología, sino también un medio sometido cíclicamente a transformaciones radicales asociadas a los episodios eruptivos, que conllevan la completa destrucción de la vida y después una lenta recolonización.
Las islas ofrecen un paisaje muy heterogéneo, fruto de esta actividad. Se encuentran zonas de materiales antiguos, no afectadas por estos fenómenos, en que los procesos erosivos han tenido tiempo de actuar y donde los seres vivos han podido evolucionar conjuntamente dando lugar a ecosistemas complejos, diversos y estables. Junto a ellas, pueden encontrarse zonas afectadas por vulcanismo reciente, coladas de lava que han alterado completamente la topografía original y que empiezan a ser colonizadas por la vegetación.
La vegetación más emblemática de la región los bosques de lauráceas que cubrieron en un tiempo la mayor parte de Canarias, pero su extensión se ha reducido mucho.
Además, la isla presenta unos acentuados gradientes ambientales y una gran variedad de posibles combinaciones de condiciones ambientales concentradas en poco espacio, que llevan aparejada la presencia de un complejo mosaico de tipos forestales, que se alternan con hábitats azonales no forestales, entre los que destacan por su importancia los escarpes rocosos, hábitat relicto actual de Pericallis hadrosoma

A escala provincial




Figura 3.jpgEl Paisaje Protegido de Las Cumbres, en Gran Canaria, ocupa una superficie de 4.329 hectáreas de los municipios de Artenara, Gáldar, Santa María de Guía, Moya, Valleseco, Tejeda, San Mateo y Valsequillo.


Limita al norte con el Parque Rural de Doramas, al oeste con el Parque Rural del Nublo y al sureste con la Reserva Natural Especial de Los Marteles.


Este territorio ocupa un amplio sector de cumbres donde están insertas las cabeceras de los barrancos y cuencas hídricas más importantes del norte y noreste de la isla. Además, alberga la mayor parte de las masas arboladas de la vertiente norte de la isla, existen elementos naturales geológicos y geomorfológicos singulares y de especial importancia y belleza paisajística


La geología del paisaje Protegido de Las Cumbres queda incluida en la macrounidad morfogeológica de la mitad Nororiental de la isla denominada Neocanaria. Por tanto, los materiales que afloran en el ámbito protegido responden a los ciclos Roque Nublo, Post Roque Nublo y Reciente, sin que exista afloramiento alguno del Ciclo I, que representase al vulcanismo antiguo.


En cuanto a su geomorfología, es el sector central y más elevado de la isla por encima de los 1500 m. Por lo tanto, el Paisaje Protegido alberga la plataforma de mayor altitud y culmina en el Pico de Las Nieves (1950 m), ésta se recorta en su extensión por una serie de calderas de erosión que cortan con sus cuencas de recepción este macizo.


COROLOGÍA


Pericallis hidrosoma es un endemismo exclusivo del sector nororiental de la cumbre, localizándose en paredones de frentes de coladas, pitones y diques en cotas comprendidas entre 600 y 1.825 m s.m.


Se trata de enclaves hiperhúmedos expuestos directamente al NE, en los que se desarrollan comunidades rupícolas de Greenovio-Aeonietum caespitos.


Son cinco el número de emplazamientos conocidos, integrados todos en el Paisaje Protegido de Las Cumbres. El total de efectivos está en unas 15 plantas aproximadamente. Las únicas localidades conocidas hasta ahora se emplazan en:

  • Risco del Laurel en Tenteniguada, a unos 1.600 m s.m.,
  • La cabecera de la Hoya del Gamonal (San Mateo), donde ha sido citada en el Risco de Sardina y Risco Cáido, localidad denominada como “Roque Cayo”, a una altitud de 1.650-1.700 m. (Suárez, 1984, 1994; Beltrán Tejera et al., 1999)
  • Los paredones de El Cuchillón, un potente dique encima de la Hoya de la Portillada. En este locus crecen unas 6-8 plantas en taliscas y repisas inaccesibles a lo largo de un pequeño tramo de la pared del dique
  • El Risco del Salado, cerca de la degollada homónima. Se observa un ejemplar de gran porte, aunque podrían ser dos, pues al tratarse de una especie rizomatosa que emite numerosos tallos, es difícil determinar este aspecto.



Figura 4.jpg



Existen ejemplares cultivados en el entorno del barrio de Camaretas, tanto en terrenos de titularidad pública como privada. Se desconoce la procedencia de las semillasEstas plantas fueron distribuidas entre los vecinos en el marco de un proyecto de sensibilización realizado en 2006 (“Flor de mayo leñosa, un compromiso con lo nuestro”) y promovido por la asociación de vecinos Barrio de Camaretas, en colaboración con diferentes organismos públicos.

AMENAZAS

Pericallis hadrosoma ha sufrido una fuerte disminución de su hábitat potencial, debido a:
  • la destrucción, fragmentación y de continuidad natural provocado por las actividades humanas:
    • o asentamientos urbanos: degradación ambiental, construcción de infraestructuras, desarrollo urbanístico
    • o desarrollo agrícola y ganadero.
    • o aprovechamientos forestales, tala indiscriminada para la obtención de madera
    • o turismo,
  • El desplazamiento y la eliminación de poblaciones:
    • o competencia directa con especies introducidas
    • o herbivorismo, históricamente por parte del ganado ovino y caprino. Actualmente el mayor predador de la planta es principalmente el conejo.Figura 5.jpg
Estos factores han provocando el aislamiento y situación actual de la población.

Además de las alteraciones producidas por las actividades antrópicas, se conoce la existencia de una larva parásita de un díptero endémico (Oedosphenella canariensis) en los capítulos florales.

Todas las poblaciones presentan un número extremadamente reducido de ejemplares. El parasitismo de sus semillas podría estar afectando negativamente a la regeneración de esta especie.

La planta se ve obligada a realizar una reproducción asexual vegetativa con emisión de vástagos, disminuyendo su variabilidad genética y su capacidad de adaptación frente a la estocasticidad ambiental.

Debe abordarse un estudio detallado sobre el estado de parasitismo actual de sus semillas y las consecuencias en su reproducción sexual

CATEGORÍA DE CONSERVACIÓN

Catalogada como Especie en Estado Crítico (CR)según La Lista Roja 2000 de la Flora Vascular Española y la UICN.
Catalogada en la categoría de “en peligro de extinción” en:
  • Ley 4/2010, de 4 de junio, del Catálogo Canario de Especies Protegidas
  • Real Decreto 139/2011, de 4 de febrero, para el desarrollo del Listado de Especies Silvestres en Régimen de Protección Especial y del Catálogo Español de Especies Amenazadas.

FIGURAS DE PROTECCIÓN

Normativa estatal:

Ley 42/2007, de 13 de diciembre, del Patrimonio Natural y de la Biodiversidad (BOE nº 299, de 14.12.2007), establece en su artículo 56, relativo al Catálogo Español de Especies Amenazadas, que la inclusión de un taxón o población en la categoría de “en peligro de extinción” conllevará la adopción de un plan de recuperación, que incluya las medidas más adecuadas para el cumplimiento de los objetivos buscados y, en su caso, la designación de áreas críticas. Asimismo, en el apartado 2 del citado artículo, se atribuye a las comunidades autónomas la elaboración y aprobación de los planes de recuperación y conservación para las especies amenazadas.

Ley 12/1987, de 19 de junio, de Declaración de Espacios Naturales de Canarias como Parque Natural de Cumbres, Parque Natural de Guayadeque y Paraje Natural de Interés Nacional de Temisas y reclasificado con la aprobación el 16 de noviembre de 1994 de la Ley de Espacios Naturales como reserva natural especial.

Decreto 329/2011, de 22 de diciembre, por el que se aprueba el Plan de Recuperación de la Especie Vegetal “Flor de Mayo Leñosa” (Pericallis hadrosoma).

Decreto 151/2001, de 23 de julio, que crea el Catálogo de Especies Amenazadas de Canarias, modificado por el Decreto 188/2005, de 13 de septiembre, en su artículo 5, apartados 3 y 4, y la citada Ley 4/2010, en su Disposición Adicional Tercera, regulan el Procedimiento Administrativo a seguir para la Aprobación de los Planes de Recuperación y Conservación de las Especies Amenazadas.

Decreto Legislativo 1/2000, de 8 de mayo, por el que se aprueba el Texto Refundido de las Leyes de Ordenación del Territorio de Canarias y de Espacios Naturales de Canarias

Decreto 174/2009, de 29 de diciembre, por el que se declaran“Los Marteles” y “Hoya del Gamonal” Zonas Especiales de Conservación integrantes de la Red Natura 2000 en Canarias y medidas para el mantenimiento en un estado de conservación favorable de estos espacios naturales

La Administración Pública de la Comunidad Autónoma de Canarias tiene competencia para la elaboración, tramitación y aprobación de los planes de recuperación y conservación de las especies amenazadas.

Normativa internacional y comunitaria


Directiva 92/43/CEE de 21 de mayo, relativa a la Conservación de los Hábitats Naturales y de la Flora y Fauna Silvestre, incluye a Pericallis hadrosoma en su Anexo II, como especie prioritaria. Transpuesta al ordenamiento jurídico español de esta Directiva queda establecida por el Real Decreto 1997/1995, de 7 de diciembre, por el que se establecen Medidas para Contribuir a Garantizar la Biodiversidad mediante la Conservación de los Hábitats Naturales y de la Fauna y Flora Silvestres (BOE nº 310 de 28.12.95).

Pericallis hadrosoma figura en el Anejo I del Convenio de Berna relativo a la Conservación de la Vida Silvestre y del Medio Natural en Europa, el 19 de septiembre de 1979 y ratificado por el Estado Español el 13 de mayo de 1986 (BOE nº 235, de 1.10.86).


Planeamiento Territorial


Las poblaciones de Pericallis hadrosoma se localizan en espacios de la Red Canaria de Espacios Naturales Protegidos,con un núcleo poblacional en la Reserva Natural Especial de Los Marteles y cuatro en el Paisaje Protegido de Las Cumbres.
Reserva Natural Especial de Los Marteles:Zona de Uso Restringido, categorizada como Suelo Rústico de Protección NaturalEl Plan Director de esta Reserva, establece la prohibición para esta zona, entre otras:
  • Cualquier actividad agropecuaria o cinegética
  • Aprovechamiento, manipulación o extracción de sus recursos naturales, salvo aquellos necesarios para la conservación del área según lo establecido en el programa de conservación de dicho Plan Director o de los planes de especies amenazadas.

Los usos permitidos, destacan:
  • Usos destinados a favorecer la conservación, potenciación, recuperación y restauración de los valores naturales, culturales y el mantenimiento de los procesos ecológicos esenciales y la diversidad biológica.
  • Actividades de observación de la naturaleza, siempre que no suponga la manipulación o molestia a las comunidades vegetales y faunísticas.
  • Recogida de material vegetal de reproducción por motivos de conservación.

Paisaje Protegido de Las Cumbres: Todos los núcleos se sitúan en zonas categorizadas como Suelo Rústico de Protección Natural de Conservación, a excepción de La Portillada que se encuentra en Suelo Rústico de Protección Paisajística.

Los núcleos de Roque Sardina y Roque Cayo, se sitúan en Zona de Uso Restringido

El núcleo de La Portillada: en Zona de Uso Moderado

El núcleo de El Salado está justo en el límite de una Zona de Uso Moderado y una Zona de Uso Restringido

En el caso de las Zonas de Uso Moderado, se prohíbe: la reocupación de tierras agrícolas que habiendo sido abandonadas por un periodo mínimo de cinco años hayan sido recolonizadas por la vegetación de porte arbóreo o arbustivo con un porcentaje de cobertura vegetal que sea de al menos un 40%.

Usos permitidos: usos recreativos, educativos, deportivos o divulgativos compatibles con la conservación de los recursos naturales y culturales del área y de acuerdo a las condiciones establecidas en el Plan Especial

Actividad cinegética bajo la determinación establecida por la legislación sectorial, por el planeamiento insular vigente y bajo las condiciones del Plan Especial.

MEDIDAS DE CONSERVACIÓN


Decreto 329/2011, de 22 de diciembre, por el que se aprueba el Plan de Recuperación de la especie vegetal “flor de mayo leñosa” (Pericallis hadrosoma).
Se han realizado reforzamientos en una de sus poblaciones naturales con relativo éxito (Roque Caído)

Volver al índice